¿Por qué son tan importantes las redes sociales en la estrategia de marketing?

Victoria Gómez

Actualmente los consumidores tienen un gran poder de comunicación con la empresa a nivel usuario. Internet nos ha llevado a un momento en el que la inversión de las empresas se centra en ofrecer servicios y comunicación a través de canales online, sobretodo los perfiles en redes sociales.

Este nuevo escenario para las empresas ayuda a crear experiencia de marca y una interacción desde el principio hasta el momento de la compra. Lejos de los tradicionales métodos para llamar la atención de los clientes, las redes sociales ofrecen un escenario de influencia en la que los usuarios son participes. Todo esto nos lleva a que los clientes buscan constantemente estar informados sobre los productos y servicios que quieren consumir y por ello las empresas deben tener las habilidades y canales necesarios para facilitar la toma de decisión.

Las redes sociales ya no son solo un canal para relacionarse e interactuar, actualmente se relacionan también con marcas a través de promociones, concursos y servicios. Este cambio lleva a las empresas a cambiar su manera de promoción, los consumidores ya no creen en “lo bueno” que es lo que les ofrecen, sino que confían en comentarios, critican, comparaciones, precios… Las conversaciones entre la empresa y usuarios a través de experiencias. De ahí la importancia de cuidar esa experiencia de marca para garantizar el éxito de los perfiles y a su vez de la empresa.

Las empresas deben tener en cuenta varios aspectos, sus perfiles en redes sociales deben ser un canal de comunicación donde escuchar e interactuar con consumidores tanto potenciales como fieles para que cuenten sus experiencias y aprovechar estos beneficios. Es importante estar activo y escuchar lo que el mercado demanda para adaptarse y reinventarse.

¿Qué necesitan las empresas? Un personal formado y que desarrolle las estrategias de manera efectiva. Las respuestas deben ser rápidas, activas y efectivas. Es necesario saber captar y gestionar la información que ofrecen los perfiles en redes sociales para ofrecer esa información al resto del equipo y evolucionar.

¿Qué beneficios nos ofrece? Gestionar una atención al cliente personalizada, a tiempo real y solucionar la experiencia de cada cliente. Saber detectar la información y ofrecerla a una toma de decisiones y una planificación estratégica para adaptar los mensajes que queremos ofrecer.

Todo esto nos lleva a la necesidad de trabajar estrategias en redes sociales para las empresas y no verlas solo como un canal de comunicación, sino como una fuente de información, conexión y relación con los clientes.