Mascarillas caseras para lucir una piel perfecta

Victoria Gómez

Con el verano tenemos menos tiempo de cuidarnos, pero la piel entre otras cosas sufre tras el sol, el sudor y otros factores. Es importante seguir cuidándola, hidratándola y protegiéndola para asegurarnos de que se mantiene saludable. Hay que usar productos que combatan la sequedad y calmen la piel para mantener su brillo, no se resequen y estén protegidas de los rayos.

Hoy os traemos dos mascarillas caseras que añadir a nuestra rutina beauty de la piel:

MASCARILLA DE GUACAMOLE:

Con esta mascarilla conseguiremos que nuestra piel este calmada tras su exposición al sol, además de dar una sensación de frescura e hidratación. Al añadir té verde conseguiremos también evitar rojeces e inflamación.

Mezcla guacamole, té verde (y si quiere crema hidratante). Mezcle todos los productos consiguiendo una mezcla homogénea, añádela sobre la piel y déjala actuar durante 20 minutos, después aclara con agua fría. (Se puede mantener en la nevera antes de usar o para usar en varias ocasiones).

MASCARILLA VERDE:

En este caso es una mezcla de clorella, espirulina y mango, estos tres productos ayudan a eliminar impurezas y puntos negros.

En este caso a su método de empleo se puede añadir un cepillo que ayudara a exfoliar de manera más profunda la mezcla, se debe dejar actuar unos 15 minutos y enjuagar. Tras su aplicación se debe añadir algún producto hidratante.