¿Cómo cuidar nuestros pies para el verano?

Victoria Gómez

El verano nos invita a llevar los pies al aire, sandalias, chanclas, descalzos… Seguir una buena rutina es complicado porque requieren muchos cuidados y sobretodo paciencia. La mejor opción es ir a centros de belleza donde nos realicen un cuidado con los productos adecuados y nos dejen los pies perfectos, aun así si no los cuidamos acabaremos con durezas.

¿Cómo cuidarlos?

La mejor combinación es el uso de piedra pómez y crema de pies. La piedra pómez la deberíamos pasar cada vez que nos duchamos, con la piel blanca para que sea más fácil eliminar las durezas. La crema de pies es recomendable aplicarla una vez al día para mantener la zona hidratada y blanda. Lo importante de estas rutinas es desprenderse de la piel muerta que se crea por el uso del calzado.

Una buena opción es aplicar la crema cada día cuando nos vamos a dormir, de esta manera es más cómodo y evitamos esa sensación de “resbalarnos” y además podemos dejar que la crema se adsorba sola y conseguiremos unos pies perfectos para lucir.